En este momento estás viendo Pilar Gallardo, ante las muertes en Melilla: «No queremos construir un futuro descartando vidas humanas»

Pilar Gallardo, ante las muertes en Melilla: «No queremos construir un futuro descartando vidas humanas»

  • Categoría de la entrada:Migraciones
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

El miércoles 13 de julio, la Delegación Diocesana de Migraciones de Málaga celebró una nueva edición del Círculo de Silencio, que abordó las muertes en Melilla ocurridas el 24 de Junio en la Valla de Melilla. El Círculo de Silencio es un espacio de reflexión y oración. En este último Círculo celebrado en la la plaza de la Constitución de Málaga capital, participaron unas 70 personas.

En la provincia también se convocaron círculos del silencio. Es el caso de Álora, que lo celebró también ese día  a las 19.30 horas a las puertas de la iglesia de la Veracruz, y de Churriana, donde se llevó a cabo en la plaza del Mirador, a las 20.45 horas. En Arriate su celebración está fijada para el miércoles 20 a las 20 horas, y en Alhaurín de la Torre se suspende hasta el mes de septiembre.

Los obispos españoles publicaron una nota ante los acontecimientos de Melilla titulada: No más muertes en las fronteras , donde afirman que los migrantes «No son “invasores”, solo son seres humanos que buscan llegar a Europa huyendo de guerras activas (57 en el mundo, 30 en África)»

En palabras de Pilar Gallardo Quero, delegada de Migraciones de la Diócesis de Málaga, «en estos encuentros queremos reflexionar y dejarnos interpelar por el drama que están viviendo hoy migrantes y refugiados. El pasado Círculo vino marcado, inevitablemente, por los últimos acontecimientos sucedidos en la frontera hispano-marroquí el día 24 de junio. Se desconoce la cifra exacta aún, pero más de 100 personas resultaron heridas y otras muchas fallecidas, en el intento de cruzar la frontera. La Iglesia en Málaga y Melilla, así como la sociedad civil, han realizado numerosas manifestaciones y declaraciones públicas para denunciar la violación de los derechos humanos».

En los Círculos, de forma habitual, se cuenta con testimonios diversos. En esta ocasión, se compartió una reflexión de Fernando Moreno, diácono en Melilla, junto con el relato de uno de los chicos que llegaron el día 24 y que ha acudido a la asociación Geum Dodou (Vida y Coraje). Esta asociación, formada por las hermanas apostólicas del Corazón de Jesús y las hermanas del Ángel de la Guarda, así como por voluntarios de la ciudad de Melilla, lleva atendiendo y acompañando desde 2018 a personas migrantes y refugiadas. Actualmente, además, se encuentran cinco chicos de Deusto y Comillas haciendo voluntariado. Uno de ellos, Iñaki, traduce el testimonio de Kim, un joven de Sudan del Sur que inició su trayecto migratorio en el 2014.

El propio papa Francisco, en un mensaje difundido en su cuenta personal en Twitter el 28 de junio, ha manifestado su consternación por las personas migrantes fallecidas en la frontera de Melilla «mientras perseguían la esperanza de una vida mejor». El pontífice ha reconocido recibir con dolor la noticia de esta tragedia y pide orar juntos por ellos y para que el Señor «nos abra el corazón y estas desgracias no sucedan de nuevo».

Pilar Gallardo continúa explicando que, «tras el testimonio y el tiempo de silencio, escuchamos el poema de Ana Medina, sobre los muros y vallas que construimos. Gracias a su sensibilidad, pudimos expresar todos tantos sentimientos compartidos».

El encuentro terminó con la canción interpretada por Zarys Falcón, de Katanga dub, en homenaje a las víctimas del último salto a la valla:

El Círculo del Silencio es una convocatoria pública en la que toda persona puede participar, con momentos de silencio y reflexión en la plaza pública para hacer visible la protesta ciudadana ante la situación que viven las personas obligadas a migrar. Como continúa expresando la delegada: «puede que sea más importante que nunca seguir manifestando públicamente nuestra indignación, por ello, invitamos a seguir participando en los Círculos del Silencio, como una forma de expresar que no somos indiferentes a la falta de dignidad y de derechos, y que no queremos construir un futuro descartando vidas humanas».

Escucha las alocuciones de Fernando Moreno y de Ana Medina aquí