La evangelización del mundo obrero y del trabajo surgió como la respuesta de nuestra Iglesia a la situación de injusticia y deshumanización que se padecía…

Pastoral del trabajo

La evangelización del mundo obrero y del trabajo surgió como la respuesta de nuestra Iglesia a la situación de injusticia y deshumanización que se padecía y se padece a consecuencia de las relaciones de trabajo.

Juan Pablo II, en la Alocución del 15 de enero del 93, decía: «Uno de los contenidos más importantes de la Nueva Evangelización está constituido por el anuncio del «Evangelio del Trabajo» que he presentado en mi encíclica Laborem Exercens, y que, en las condiciones actuales, se ha vuelto especialmente necesario. Ello supone una intensa y dinámica pastoral de los trabajadores, tan necesaria hoy, como en el pasado, respecto del cual, bajo algunos aspectos, se ha vuelto todavía más difícil. La Iglesia tiene que buscar siempre nuevas formas y nuevos métodos, sin ceder al desaliento».

En noviembre de 1994 los obispos españoles aprobaban el documento La Pastoral Obrera de toda la Iglesia, dando un gran impulso a la Pastoral del Trabajo. Hoy el Papa Francisco nos sigue recordando que «el gran tema es el trabajo». (Fratelli tutti 162)

Secretario Técnico: D. Antonio Javier Aranda

Actualidad