En este momento estás viendo El efecto ser humano

El efecto ser humano

  • Categoría de la entrada:Ecología Integral
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Carta de Mons. Antonio Prieto a propósito de la campaña de Manos Unidas

Queridos diocesanos de Alcalá de Henares:

Un año más, Manos Unidas comienza una nueva campaña de trabajo incansable para mejorar las condiciones de vida en las zonas más empobrecidas de América, África, y Asia. Desde aquellas primeras mujeres de Acción Católica, que realizaron su primera “Campaña contra el hambre” en 1960, esta iniciativa se ha ido consolidando hasta cumplir ya 65 años de lucha contra el hambre y la pobreza en el mundo.

En una de sus primeras “Campañas”, el boletín informativo de Manos Unidas comentaba que: “entre los derechos del hombre, tan glosados y tan poco cumplidos, figura, en primer lugar, el derecho a vivir, es decir, el de disponer de la alimentación indispensable, el derecho al trabajo con una remuneración justa, el derecho a la instrucción y a la educación, al libre ejercicio de la religión, al descanso, a la libertad de residencia, el derecho del hombre a su propia dignidad”. Son palabras que gozan de una plena actualidad y explican el papel fundamental que sigue jugando Manos Unidas en nuestro mundo y en la Iglesia.

A lo largo de estos 65 años, el compromiso de Manos Unidas se ha centrado especialmente en la promoción de los derechos humanos, en la actualización de los mensajes de sensibilización, desde la perspectiva del derecho a la alimentación, el drama de la pobreza, la injusticia de la desigualdad, la necesidad de la sostenibilidad y el derecho inalienable a la vida.

Al mismo tiempo, el Pontífice nos invita a una “conversión ecológica”, que implica un cambio en nuestros hábitos de consumo, en los que hemos de procurar mayor austeridad, lo cual exigirá un fuerte esfuerzo educativo y el recurso de los valores más importantes de nuestra rica espiritualidad católica.

La Campaña de este año se realiza bajo el lema “El Efecto ser Humano”, que quiere poner de manifiesto que el ser humano, con su actuación, es la única especie capaz de cambiar el planeta. Como nos dice el Papa Francisco, “todo está conectado” (cfr. LS 16): El clamor de la tierra es inseparable del clamor de los pobres (cfr. LS 49). Una mejor situación ecológica ayudará a luchar para erradicar la pobreza, el hambre y la desigualdad, que constituye el compromiso fundamental de Manos Unidas.

Nos lo recuerda el Papa Francisco en su Exhortación Apostólica Laudate Deum, donde advierte: “El impacto del cambio climático perjudicará de modo creciente las vidas y las familias de muchas personas. Sentiremos sus efectos en los ámbitos de la salud, las fuentes de trabajo, el acceso a los recursos, la vivienda, las migraciones forzadas, etc.” (n. 2). Al mismo tiempo, el Pontífice nos invita a una “conversión ecológica”, que implica un cambio en nuestros hábitos de consumo, en los que hemos de procurar mayor austeridad, lo cual exigirá un fuerte esfuerzo educativo y el recurso de los valores más importantes de nuestra rica espiritualidad católica.

Como nuevo Obispo de esta querida Diócesis complutense, en mi primera Campaña de Manos Unidas, os invito a todos a participar en los proyectos ya programados con la mayor generosidad. Finalmente, quiero agradecer y felicitar encarecidamente a todos los voluntarios, bienhechores y colaboradores de Manos Unidas, por su dedicación impagable a las obras de misericordia del Evangelio.

Recibid mi saludo y mi bendición.

+ Antonio Prieto Lucena
Obispo complutense